sábado, 23 de mayo de 2015

Moratorias y proteccionismo

Buen artículo de Joan Font Rosselló en elmundo.es en donde analiza la petición de un tercera moratoria para la instalación de grandes superficies comerciales.

viernes, 22 de mayo de 2015

La fórmula de la prosperidad, por Pep Ignasi Aguiló

La clave del éxito económico, de la generación de crecimiento, de la creación de puestos de trabajo, de la mejora del bienestar e, incluso, de la buena distribución de la renta está ligada a la competitividad regional. Todo lo demás son historias de embaucadores.

La mejor definición de competitividad es que “los clientes prefieran nuestros productos a los de los competidores”. Por ello, las empresas competitivas deben buscar, con todos sus músculos y  nervios en tensión, dos objetivos básicos: el control exhaustivo de sus costes para poder ofrecer precios atractivos a sus clientes y la diferenciación de sus producto a fin de distinguirse de los demás.

Así, los principales costes empresariales a controlar son los laborales (no los salarios), la energía, los impuestos, los alquileres, los intereses y los costes administrativos y jurídicos. 

Por ello, si la regulación gubernamental de los distintos mercados (laboral, energético, financiero, inmobiliario, etc.) es correcta, el efecto de la competencia empresarial se transformará en competitividad internacional, prosperidad y abundancia local. Además, gobiernos reducidos, austeros y eficaces facilitan la reducción de impuestos y también la seguridad jurídica, que disminuye costes administrativos. 

Cualquier otra fórmula produce deslocalización y ralentizacion de la actividad. Efectivamente, elegir las fuentes energéticas por motivaciones políticas en vez de económicas, dificultar la valoración de los inmuebles por el libre juego de la oferta y la demanda, distanciar los costes laborales del salario, conceder créditos lejos de los criterios de mercado o desmesurar el gasto público, etc., acaba teniendo consecuencias dramáticas.

Es por eso que la productividad es la única fórmula para el crecimiento económico, el bienestar y la buena distribución de la renta. Es sencilla en su formulación pero muy complicada en su implementación debido al juego de los intereses sectoriales parciales. De manera que cuanta más población la tenga asumida, cuantas más organizaciones la incluyan en su ideario, más fácil resulta su ejecución. Debemos dar, pues, la bienvenida a cuantos grupos, políticos o no, se sumen a esta idea.

El Partido Popular lo ha hecho. Así, en la legislatura que ahora concluye, desde las distintas instituciones que ha controlado, ha implementado la fórmula de la prosperidad en gran medida. La reforma energética, la financiera, la comercial, la laboral, conjuntamente con los ajustes del mercado inmobiliario, los ajustes fiscales y las mayorías absolutas parlamentarias que han sustentado a los diferentes gobiernos han permitido que las empresas pudiesen contar con marcos mercantiles que facilitasen su labor. Y el resultado de todo ello han sido unas ganancias de competitividad regional y nacional sin precedentes. No obstante, siempre queda por hacer.

ultimahora.es

domingo, 17 de mayo de 2015

El caos fiscal que enfrenta a España

El sistema de financiación autonómica es uno de los principales soportes de la arquitectura institucional de España. Un instrumento imprescindible a través del cual las comunidades pueden financiar sus gastos en sanidad, educación y servicios sociales de forma más o menos equitativa. Cada año reciben en torno a 90.000 millones de euros, el equivalente al 9% del PIB, de los impuestos cedidos por el Estado (50% del IRPF, 50% del IVA y 58% de los impuestos especiales).
La fórmula sobre la que se distribuye esa cantidad genera terribles tensiones territoriales y políticas. Todas las comunidades recelan del resto y reclaman cada vez más recursos para sí. Se quejan insistentemente de los perjuicios del sistema cuando, evidentemente, todas no pueden salir mal paradas.
Lo cierto es que este mecanismo tan importante para el equilibrio del Estado es opaco, complejo, confuso y está cuajado de parches que tratan de tapar injusticias históricas o compensar reclamaciones políticas. Eso es lo que piensan la mayoría de los expertos consultados para elaborar esta información.
“Es como un Frankenstein”. Así lo calificó uno de los 50 catedráticos de Hacienda Pública que participaron hace unos meses en un seminario organizado por la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) y la red de investigadores en financiación autonómica y descentralización financiera en España (RIFDE) para debatir sobre el modelo y proponer alternativas para mejorarlo. “Un Frankenstein sí, pero que refleja la realidad”, matizó otro de los asistentes.

sábado, 9 de mayo de 2015

Interesante artículo de opinión de José María Lafuente Balle, sobre la reforma electoral. Titulado La Conferencia del Círculo Mallorquín

Se puede leer en diariodemallorca.es

No entiendo cómo paso desapercibida. Ninguna reacción ni a favor ni en contra. Tampoco los líderes de la oposición se manifestaron. Y sin embargo el President Bauzá lanzó una propuesta trascendental. Escogió el marco de la conferencia que pronunció esta misma semana en el Círculo Mallorquín.

Tal y como recogió la crónica del Diario de Mallorca el presidente del Govern se mostró favorable a "?un cambio en el sistema electoral balear, optando por un sistema mixto por el cual la mitad de los diputados se elegirían directamente por los votantes, a través de distritos, y la otra mitad con el actual sistema proporcional por listas elaboradas por los partidos".

Se trata de una propuesta auténticamente novedosa. Responde al modelo electoral alemán. Compartí Departamento universitario con el profesor Agustí Bosch al que la Generalitat encomendó un anteproyecto de reforma de la ley electoral catalana que también respondía a este mismo esquema.

Tanto la Constitución española (art. 68.3) como el Estatut d'Autonomia (art. 41.1) establecen que el sistema electoral debe ser proporcional, es decir que el número de escaños se reparten entre las distintas listas de los partidos en función del número de votos obtenidos. Es el sistema autonómico actual en el que los 59 escaños se reparten proporcionalmente entre las listas cerradas que los distintos partidos presentan en las cuatro circunscripciones de Mallorca (33 diputados), Menorca (13), Ibiza (12) y Formentera (1). 

La propuesta sería que la mitad menos uno de los diputados, es decir 28 escaños se escogiese por el otro sistema que es el mayoritario. Se trataría de de dividir las islas en circunscripciones uninominales. Mallorca en 16, Menorca en 6, Ibiza en 5 y Formentera. En cada una de las 28 saldría electo un solo candidato que sería el que más votos hubiese obtenido. 

Introducir el sistema de elección mayoritario ofrecería importantes avances. El primero y más importante sería el de favorecer que el electorado conozca a sus parlamentarios. Se paliaría así una de las más graves enfermedades del sistema: los ciudadanos ignoramos todo sobre nuestros parlamentarios. No conocemos ni sus nombres.

En el sistema proporcional actual, la élite burocrática y profesionalizada de cada partido decide quién forma parte de la lista electoral. Los altos dirigentes de los partidos no deciden esos nombramientos a través de un procedimiento abierto y transparente que prime el valor y el mérito de los candidatos, sino de manera opaca y arbitraria atendiendo al vasallaje y docilidad que les profesen para, de este modo, garantizarse apoyos que les aseguren la perpetuación en la cúpula ejecutiva del partido. 

Por el contrario, en el sistema mayoritario, cada circunscripción elige a un solo diputado. Cada partido presenta a un solo candidato por circunscripción y el comité ejecutivo no puede arriesgarse a presentar a alguien desconocido e inútil sólo porque sea dócil y maleable. De este modo, el diputado electo se debe no solo al partido sino también al electorado que le ha prestado directa y personalmente su confianza.

Algún tiempo atrás, en una mesa redonda celebrada en el Club Diario de Mallorca debatimos sobre la Democracia y los partidos. Recuerdo que Ramón Aguiló sostuvo que es imprescindible una reforma constitucional que permita la modificación del sistema electoral para primar la elección mayoritaria de los parlamentarios. Coincido con él en la necesidad de cambiar el sistema electoral. Sin embargo, la introducción del modelo mixto alemán no precisaría embarcarnos en el tortuoso proceso de reforma de la Constitución de 1978. Tampoco del Estatut.

* Prof. Derecho Constitucional.

martes, 5 de mayo de 2015

Báñez anuncia la ampliación a febrero de la bonificación a los fijos discontinuos

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha anunciado este martes que la bonificación del 50 % de las cuotas a la Seguridad Social de los trabajadores fijos discontinuos que se incorporen en marzo y noviembre se extenderá también al mes de febrero para incentivar la prolongación de la temporada turística.
Báñez ha dado a conocer esta iniciativa en respuesta a la “petición del Gobierno de las Islas Baleares y del sector turístico” del archipiélago durante un encuentro organizado en Palma por la Federación de Autónomos (ATA).
La ministra ha resaltado que esta medida se puso en marcha en 2012 con el propósito de “alargar la permanencia en el empleo y luchar contra la estacionalidad en un sector que es clave para la recuperación” económica de España.
El ejecutivo de Balears, la comunidad española con más trabajadores fijos discontinuos, confía en que en el próximo mes de febrero un millar de empresas se beneficien de esta medida mediante a contratación bonificada de unos 9.000 trabajadores, según ha explicado el conseller balear de Economía, Joaquín García.

El PP propone una reforma electoral en la línea sugerida por este blogger






















Noticia tomada de UH

Ver entrada en este mismo blog.