viernes, 29 de julio de 2016

Alquiler turístico y revolución digital.

Buen artículo de Tomás Méndez:

La revolución digital ha traído nuevos retos al sector turístico. Ha permitido la creación de plataformas de intermediación como Airbnb, Homeway, Booking que potencian nuevos negocios en el sector turístico facilitando la intermediación entre particulares y potenciando la economía colaborativa. Estos cambios de modelo productivo han generado también temor en una parte de los negocios tradicionales hoteleros y ha enfrentado a la Comisión Europea y a la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) con las legislaciones turísticas de las comunidades autónomas españolas. La Ley General Turística de las Islas Baleares considera como actividad clandestina e ilegal la comercialización de estancias turísticas en viviendas particulares plurifamiliares y establece una regulación muy estricta sobre los chalets y viviendas aisladas.
Se persigue con multas muy elevadas a la oferta ilegal por medios como aplicaciones informáticas, inspecciones y actuaciones de comunidades de vecinos y ayuntamientos. Los argumentos son que no se pueden mezclar turistas con residentes, que hay peligro de convivencia pública, que es una competencia desleal y que no hay pisos para los que vienen a trabajar o a establecerse como residentes en las Islas. El resultado de esta prohibición es que hay ya miles de viviendas en el mercado ilegal del alquiler y en la economía sumergida. La demanda de este tipo de estancia es tan elevada en temporada alta, especialmente en Eivissa, que muchos ciudadanos están dispuestos a irse de sus casas en los meses de verano para completar sus ingresos de trabajo con esos ingresos extraordinarios que les complementan los ingresos normalmente insuficientes de la temporada turística.
... continuar leyendo en ultimahora.es

lunes, 25 de julio de 2016

La Hoja Dominical número 30 de 24 de Julio de 2016 recoge el Acto de Donación al Museo Diocesano del cuadro de nuestro Tio Pep, José Ignacio Tarongí Cortes.









bisbatdemallorca.com

ACTE DE DONACIÓ D’UN QUADRE
DEL CANONGE TARONGÍ A LA SEU
El retrat de Josep Tarongí i Cortés data de finals del segle XIX
i principis del segle XX i és propietat de la família Aguiló-Tarongí.
José Ignacio Aguiló Fuster, José Tomás Aguiló Regla i Josefa Verdaguer Aguiló, representants de la família Aguiló Tarongí, i descendents de Josep Tarongí Cortès (1847-1890), prevere i escriptor mallorquí, han fet donació a la Seu d’un retrat del seu avantpassat, obra del pintor Ricard Carlotta Miró (1837-1912). L’obra ve a enriquir el dipòsit del museu catedralici amb el retrat d’una figura rellevant, tant en el món eclesiàstic com en el cultural. Aquest retrat estarà exposat al Museu Diocesà fins a final d’agost. El Capítol, des del començament, detectà en aquest gest un significat més profund. La família Aguiló Tarongí, regalant aquest retrat, dóna al Capítol l’ocasió d’integrar, encara que sigui de manera simbòlica, en la seva genealogia aquell que en fou exclòs per la seva condició de xueta. Aquest és un motiu més pregon d’agraïment a la família del canonge Tarongí, que té a veure amb la reconciliació i l’expiació d’una taca que el nostre poble i la nostra Església porten en el seu si.

sábado, 23 de julio de 2016

Ciutadella sin aeropuerto

Cualquier visitante de la Isla de Menorca se puede preguntar, en algún momento de su estancia, por qué el Aeropuerto está situado en Mahón y no en Ciutadella, cuando ésta última localidad ha tenido una larga tradición de capital económica y administrativa de la Isla.
No sé si será cierto, pero en una ocasión hace ya algunos años, me explicaron que cuando se decidió la construcción de un aeropuerto comercial en la Isla, desde el ministerio correspondiente, se analizaron distintas posibles ubicaciones considerando que la mejor estaba en alguna zona de Ciutadella. 
Sin embargo, cuando el Alcalde del momento se enteró mostró su desacuerdo argumentando que una instalación de ese tipo en su localidad atentaría a la cría de vacas y la producción de leche que, en ese momento, era la principal actividad económica, por el gran ruido que produce el movimiento de aeronaves propulsadas con motores de reacción.
Así las cosas, finalmente a medidados de la década de 1960 se decidió que el emplazamiento definitivo estaría en Mahón. Su construcción se inició con adelanto respecto a los planes previstos, por la presión que las autoridades locales realizaron sobre el ministerio. Y finalmente fué inagurado en el 1969.
Quizás esta historía no sea cierta, pero si la fuera mostraría para algunos como el statu quo puede evitar el progreso. Mientras que para otros demostraría la importncia que puede llegar a tener el coraje de un Alcalde.

Desde luego, si alguien puede aportar más información sobre éste, de momento hipotético, hecho-anécdota resultaría interesantísimo.

jueves, 21 de julio de 2016

Las dos hipótesis erroneas de Keynes

Primera: el gobierno sabe más que los ciudadanos, las autoridades económicas son más inteligentes que el mercado.

Segunda: Las autoridades pueden tomar medidas para influir en el mercado y éste reaccionará siempre de la misma manera, no aprenderá nunca nada, no adquirirá ninguna experiencia.

Positivo versus normativo

Los economistas liberales creen en la existencia de un orden económico al que en cierto sentido puede llamarse natural. Su carácter es de comprensión difícil y ha dado lugar a largas controversias.

En general, existe acuerdo sobre la realidad y el carácter del orden físico y del orden jurídico. Las leyes del orden físico son leyes del ser que se cumplen inexorablemente. Si alguna vez se observa el incumplimiento de alguna ley del orden físico, ello indica que no es tal ley y que la ley verdadera ha de formularse de otra manera.

Las leyes del orden jurídico son leyes del deber ser, son normas que obligan a los hombres a una determinada conducta. Pueden ser incumplidas y su incumplimiento no implica su desaparición como tales leyes.

Estas dos clases de leyes son de comprensión fácil. Pero ¿qué es el orden económico?. Es difícil dudar de su existencia: los países de economía de mercado, los procesos de producción, distribución y consumo de los bienes tienen lugar con cierta regularidad, que no constituye un orden perfecto, pero que ciertamente es un orden.

Los economistas liberales creen que es fruto de la acción humana, como el orden jurídico. Pero una diferencia le separa de éste: el orden jurídico es fruto de la acción humana consciente, el orden económico es fruto de la acción de muchos hombres, no deliberada y consciente, sino coordinada espontáneamente. Esta ausencia de deliberación en la aparición del orden económico hace que, en cierto sentido, pueda llamarse natural, aunque este calificativo tenga distinto carácter al ser aplicado a él o al orden físico.

Este orden económico no ha sido comprendido hasta fechas recientes. Los griegos y los romanos no tuvieron idea de él. Los filósofos y moralistas medievales y renacentistas elaboraron gradualmente su concepto.

En 1775 se publicó el Ensayo sobre el comercio en general de Richard Cantillon, en el cual aparece descrito el orden económico natural.  De manera más precisa, fue expuesto por los fisiócratas y, sobre todo, por Adam Smith.

Eroski abre su primera gasolinera en Mallorca

EROSKI ha inaugurado este miércoles la primera gasolinera de esta cooperativa en Mallorca y segunda en Balears, ya que la cadena ya cuenta con otra estación de servicio de características similares en Sant Lluís, Menorca. Con estas dos gasolineras, EROSKI es la primera y única cadena de distribución que ofrece el servicio de repostaje de combustible en Balears.
La estación de servicio de Binissalem cuenta con un surtidor, con dos calles de servicio. Tiene capacidad para almacenar hasta 60.000 litros de combustible, repartidos entre gasóleo A (40.000 litros) y gasolina súper 95 (20.000 litros), las dos modalidades de combustible más demandadas. EROSKI prevé el paso de más de 80.000 vehículos al año y un incremento asociado de las ventas del supermercado del 4%.
La iniciativa, según Alfredo Herráez, director de EROSKI en Baleares, responde a la voluntad de EROSKI por ofrecer a sus clientes un ahorro significativo en un bien de gran consumo como es el combustible, “como venimos haciendo desde siempre con los productos de nuestros supermercados”, ha argumentado. “Nos diferenciamos, entre otras cosas, por el ahorro que generamos a nuestros clientes a través de su tarjeta EROSKI Club, que también puede ser utilizada en las gasolineras EROSKI para obtener puntos Travel Club y canjear el ahorro acumulado por combustible gratis” ha explicado Herráez.
En cuanto al plan de expansión de esta línea de negocio en Balears, Alfredo Herráez ha anunciado nuevas aperturas, sin concretar ubicaciones ni fechas. mallorcadiario.com

miércoles, 20 de julio de 2016

Política de rentas

Fue ampliamente practicada en los años sesenta y sobre todo en los setenta del pasado siglo XX. En Estados Unidos, Holanda, Gran Bretaña, Suecia y también en España se convirtió en un instrumento habitual. En el caso de nuestro país, su uso se justificó por los mismísimos Pactos de la Moncloa con los que se establecieron las bases de la recien recuperada democracia.

La Política de Rentas muestra muchas modalidades, aunque para simplificar podemos entender que consiste en los intentos la fijación de los salarios o de los salarios y precios por las autoridades políticas. Sin duda, los liberales creemos que este tipo de políticas actualmente en casi desuso causan graves daños y, además, siempre acaban fracasando.

Las políticas de rentas suelen tener dos objetivos claros: el primero es obtener una distribución más justa de la renta nacional (según el juicio del político gobernante). El segundo objetivo es frenar la inflación.

Para la consecución del primer objetivo se suelen utlizar los salarios mínimos o los topes salariales que trataremos en otra sección.

Por lo que nos centramos en el segundo objetivo: frenar la inflación.

 En este sentido hay que recordar que la primera política de rentas que conocemos con algo de detalle es el Edicto de Diocleciano del año 301. Sabemos de ensayos más antiguas, aunque son menos conocidos.

El Edicto de Diocleciano trató de fijar prácticamente todos los precios, salarios y fletes marítimos, a fin de impedir las consecuencias naturales de una inflación producida por la reducción del contenido metálico de las monedas a consecuencia de las práctica llamada "malos usos" para sufragar los excesivos gastos estatales.

Por supuesto, el fracaso del Edicto fue total, pues los precios y los salarios siguieron subiendo y los esfuerzos de la Administración Imperial para impedirlo tan solo contribuyeron a desorganizar la vida social.

En los años setenta este tipo de política convirtió a la inflación motivada por el exceso de gasto gubernamental en "inflación reprimida", con todos sus efectos de distorsión del sistema económico y de freno a la producción.

Quizás se pueda sostener que en los primeros momentos de aplicación de la política de rentas se logre frenar el movimiento ascendente salarios-precios, pero con el paso del tiempo se pierde eficacia, incluyo llegando a producir el efecto contrario, esto es, una aceleración de la escalada salarios-precios. A medida que transcurre más el tiempo la aceleración es mayor.

Si en algún momento las autoridades retiran esa política, los salarios y los precios dan un salto de grandes dimensiones. Pues al desaparecer los restos y gastados del mecanismo represivo, los resultados de los factores monetarios se producen de forma brusca.

Por otra parte, la concepción fundamental de la política de rentas está afectada por un error: el olvido de la importancia y la conveniencia de los movimientos relativos de los precios. En una economía dinámica, aun en el caso de que el nivel general de los precios permaneciera constante, los precios de los bienes de distinta clase se moverían: unos aumentarían y otros disminuirían. Las variaciones serían consecuencia de los descubrimientos técnicos, cambios de gustos, cosechas buenas o malas, etc. Las modificaciones de los precios son la condición necesaria para que el sistema económico se adapte a las nuevas circunstancias y trate en todo momento de alcanzar el máximo nivel de producción posible.

Una política de rentas que intentase fijar todos los precios y salarios en su nivel de un cierto momento sería perjudicial aún suponiendo que existiera una política monetaria con estabilidad del nivel general de precios, pues la rigidez de los precios y salarios impediría los necesarios reajustes provocados por los cambios de gustos, técnicas, etc.

En los casos en que la política de rentas consiste en fijar un límite al alza de nivel general de precios, las autoridades políticas se encuentran con un problema insoluble para ellas. Los instrumentos de control no pueden aplicarse al nivel general de precios; solo pueden aplicarse a precios y salarios concretos. Tal aplicación nunca tiene éxito a corto plazo, pero si la tuviera inhibiría también los necesarios procesos de reajuste. La inflación eleva todos los precios, o la mayoría de ellos, pero no todos en la misma proporción, y gracias a las diferencias en las alzas, se realizan las adaptaciones necesarias en una economía de mercado dinámica. La política de rentas dificulta estas adaptaciones, aunque afortunadamente no logra evitarlas.

En definitiva, todo gobierno gastador que se finanza con la emisión de dinero genera inflación. Una vez el proceso de subida generalizada de precios se pone en marcha ese mismo gobierno intentará culpabilizar del fenómeno a empresarios y especuladores. Y acto seguido intentará frenar el alza de los precios utilizando la fuerza de la ley. 

Para esto último puede seguir el procedimiento burdo de establecer precios máximos. O el más refinado de proclamar que está desarrollando una política de rentas. En ambos casos las consecuencias serán nefastas para la población.

sábado, 16 de julio de 2016

John Law, el alquimista del dinero.


Tras la ornamentada fachada barroca de la veneciana iglesia de San Moisés, literal”mente bajo los pies de las decenas de miles de turistas que vistan la iglesia cada año, existe una notable –por más que casi inadvertida- inscripción:

HONORI ET MEMORIA JOANNIS LAW EDINBURGENSES

REGII GALLIARUM AERARII PERFECTI CLARISSIMA

Al honor y la memoria de John Law de Edimburgo, el más distinguido inventor del tesoro de los reyes de los franceses”. Un lugar de reposo más bien extraño para el hombre que inventó la burbuja bursátil.

John Law, escocés ambicioso, asesino convicto, jugador compulsivo y deficiente genio financiero, no solo fue responsable de la primera ascensión y caída propiamente dicha de los precios de unos activos financieros; también puede decirse que provocó la Revolución Francesa al malograr de manera absoluta la mejor oportunidad que tenía la monarquía del ancien régim para reforzar sus finanzas. Su historia constituye uno de los más asombrosos y a la vez menos comprendidos relatos de aventuras de toda la historia financiera. Y es también, en gran medida, una historia de nuestra época.

Nacido en Edimburgo en 1671, Law era hijo de un joyero de éxito y heredero del castillo de Lauriston, con vistas al fiordo de Forth. En 1692 se trasladó a Londres, pero pronto empezó a malgastar su patrimonio en toda una serie de aventuras comerciales y correrías de juego. Dos años después tuvo un duelo con su vecino, que se negaba a compartir el mismo edificio que el disoluto Law y su amante, y le mató. Law fue juzgado y condenado a muerte pero escapó de la cárcel y huyó a Amsterdam.

Law no podía haber elegido mejor ciudad para ocultarse. En la década de 1690 Amsterdam era la capital mundial de la innovación financiera. Pues para financiar su lucha por la independencia de España los holandeses habían mejorado el sistema italiano de deuda pública. Y habían reformado, así mismo, la moneda, creando el que posiblemente fuera el primer banco central del mundo, el Banco de Cambio de Amsterdam.

Los holandeses siempre habían seguido la máxima “No podemos hacer la guerra sin comercio, ni el comercio sin la guerra”.

Para el rebelde escocés, las finanzas holandeses representaron una especie de revelación. Law se sentía fascinado por las relaciones entre la Compañía de las Indias Orientales, El Banco de Cambio y la Bolsa. Atraído siempre por el juego, Law encontraba la Bolsa de Amsterdam más excitante que cualquier casino. Se maravillaba ante las estratagemas de los vendedores al descubierto, que difundían rumores negativos para tratar de forzar a la baja las cotizaciones de la Compañía, o de los especialistas que negociaban especulativamente en acciones de las que ni siquiera estaban en posesión. La innovación financiera estaba por todas partes. El propio Law puso en marcha un ingenioso plan para asegurar a los propietarios de billetes de la lotería nacional holandesa contra los malos resultados.

Pero para él no dejaba de ser chocante el sistema financiero holandés por sus carencias. Para empezar, parecía desatinado restringir el número de acciones de la Compañía de las Indias Orientales cuando el mercado se mostraba tan enamorado de ellas. Así mismo, Law se sentía desconcertado por el conservadurismo del Banco de Cambio de Amsterdam. Su “dinero bancario” había resultado un éxito, pero en gran medida éste adoptaba la forma de meras columnas de cifras en los libros del Banco. Aparte de los recibos emitidos por los comerciantes que depositaban moneda en el banco, el dinero no tenía existencia física. En la mente de Law empezaba a tomar forma la idea de una asombrosa modificación de esas instituciones, que combinaría las propiedades de una sociedad mercantil monopolista con las de un banco público que emitiera papel moneda a la manera del Banco de Inglaterra. Law ardía en deseos de probar un sistema completamente nuevo de finanzas en un país que no recelara de ellos. Pero ¿en cuál?.

Primero probó suerte en Génova, cambiando divisas y valores. Luego pasó algún tiempo en Venecia, negociando de día y jugando de noche. Asociándose con el conde de Islay, acumuló también una sustancial cartera en el mercado de valores de Londres. 

Lady Catherine Knowles, hija del conde de Banbury, pasaba por ser su esposa y era la madre de sus dos hijos, pese al hecho de que estaba casada con otro hombre. 

En 1705 presentó al Parlamento escocés una propuesta para la creación de un nuevo banco, cuyo texto sería publicado más tarde con el título de “Reflexiones sobre el dinero y el comercio”. Su idea central era que el nuevo banco debía emitir pagarés con intereses, que reemplazarían la función de las monedas. El proyecto fue rechazado por el Parlamento poco antes de que se aprobara el Acta de Unión con Inglaterra. Desengañado de su patria, Law se trasladaría a Turín, y en 1711 obtuvo una audiencia con Victor Amadeo II, duque de Saboya. En sus inéditos “Memoriales del Piamonte”, Law defendía de nuevo su idea del papel moneda. Para él sólo la confianza era la base del sistema de crédito público; con confianza, los billetes de banco servirían tan bien como las monedas. “He descubierto el secreto de la piedra filosofal –diría a un amigo- convertir el papel en oro”. El duque puso reparos a su idea, afirmando “No soy bastante rico como para arruinarme”.
El Rey Sol y su corte: un nuevo estado, una nueva máquina de gastar dinero.

¿Por qué fue precisamente en Francia donde se le dio a Law la oportunidad de probar su alquimia financiera?....continuar leyendo.